OBTENGA UNA EVALUACIÓN GRATUITA DE SU CASO. SIN HONORARIOS A MENOS QUE GANEMOS.
Llámenos o envíenos un SMS 503-222-6333

Demasiado cerca para la comodidad: Los residentes de residencias de ancianos a veces se maltratan entre sí

Cuando pensamos en el maltrato a las personas mayores, solemos asociarlo a los familiares y al personal de las residencias de ancianos.

Pero el aumento de los encuentros agresivos entre residentes en las residencias y el comportamiento abusivo u hostil entre residentes de residencias de ancianos es un problema creciente.

Según un estudio reciente del Cornell University-Weill Cornell Medical College, entre los tipos específicos de malos tratos habituales entre residentes se incluyen:

  • Incidentes verbales, como insultar, gritar o chillar a otro residente.
  • Incidentes físicos como golpes, patadas o mordiscos
  • Incidentes sexuales, como exponer los genitales, tocar a otros residentes o intentar obtener favores sexuales.
  • Entrada no deseada en la habitación de otro residente o revolver las pertenencias de otro residente.

Se trata del primer estudio en el que se observa directamente y se entrevista a los residentes para determinar la frecuencia y los factores predictivos del maltrato de ancianos entre residentes en residencias de ancianos.

De las entrevistas, los informes de los centros y un cuestionario realizado a más de 2.000 residentes y miembros del personal se desprende que las personas con más probabilidades de verse implicadas en incidentes de maltrato son más jóvenes, menos discapacitadas cognitiva y físicamente y más propensas a comportamientos perturbadores que sus compañeros.

Según el estudio, las personas que suelen maltratar a otros residentes en residencias de ancianos sufren algún tipo de discapacidad cognitiva, pero son físicamente capaces de moverse por el centro. No hubo diferencias significativas entre hombres y mujeres, pero los afroamericanos eran menos propensos a ser agresivos con otros que los residentes blancos no latinos y latinos.

El estudio de Cornell se financió con subvenciones del Instituto Nacional sobre el Envejecimiento, el Departamento de Salud del Estado de Nueva York y el Instituto Nacional de Justicia, y contó con la colaboración de la doctora Jeanne Teresi, del Hogar Hebreo para Ancianos de Riverdale (Nueva York).

Previous Blog Posts:

PORTLAND OREGON

1050 SW 6th Ave #1100
Portland, OR 97204

LAGO OSWEGO OREGON

4230 Galewood St #200
Lake Oswego, OR 97035

BEND OREGON

750 NW Charbonneau St #201
Bend, OR 97701

VANCOUVER WASHINGTON

1220 Main St #400
Vancouver, WA 98660

Barra de accesibilidad

logotipo