OBTENGA UNA EVALUACIÓN GRATUITA DE SU CASO. SIN HONORARIOS A MENOS QUE GANEMOS.
Llámenos o envíenos un SMS 503-222-6333

C.R. Bard se enfrenta a múltiples demandas judiciales

hernia

Una pareja de Florida ha demandado a C.R. Bard, fabricante de productos quirúrgicos, por la presunta implantación de dispositivos defectuosos. David y Cynthia Israel presentaron su demanda el 23 de abril de 2018 en el Tribunal de Distrito de los Estados Unidos para el Distrito Medio de Florida, acusando a C.R. Bard, así como a su subsidiaria Davol Inc, de implantar quirúrgicamente dispositivos defectuosos a David Israel, de 69 años, quien resultó lesionado como resultado. Israel sufrió al parecer fuertes dolores y deformidad abdominal. Los dispositivos supuestamente defectuosos en cuestión son Ventralex Hernia Patch y CapSure Permanent Fixation System 30Track, que se utilizan habitualmente en cirugías de reparación de hernias.

En la demanda se alega que, antes de la intervención quirúrgica, Israel llevaba un estilo de vida activo y practicaba con frecuencia ciclismo, ejercicio físico, pesca y jardinería. Tras la operación, Israel ya no puede participar en esas actividades debido a la disminución de energía, el dolor y la deformidad física. Además, la demanda afirma que "los productos de malla de los demandados tienen elevados índices de fallos, lesiones y complicaciones, no funcionan según lo previsto, requieren operaciones adicionales y, en concreto, han causado lesiones al Sr. Israel".

La demanda alega además que Cynthia Israel sufrió una pérdida de consorcio y sociedad con su marido. La demanda afirma que "la relación emocional y física de la Sra. Israel con su marido se ha resentido como consecuencia directa de las lesiones sufridas por el Sr. Israel a causa de estos productos defectuosos." En total, los Israel piden más de 75.000 dólares por daños y perjuicios.

Tras la presentación de la demanda, los demandados hicieron una declaración pública en la que afirmaban que la malla para hernias "era segura y no podía causar daños". Sin embargo, en la demanda se afirma que el producto está fabricado con polipropileno, que es un plástico derivado del petróleo con "conocidas consecuencias adversas para la salud", que incluyen erosión de la malla, infección, dolor crónico, abscesos, inflamación, perforación de órganos, hemorragias, lesiones nerviosas y hernias recurrentes. La denuncia afirma además que la ficha de datos de seguridad del polipropileno indica que el material no debe utilizarse en el cuerpo humano.

La demanda de Florida se presentó pocos días después de que un jurado de Nueva Jersey condenara a C.R. Bard a pagar 68 millones de dólares por daños y perjuicios totales a una mujer que ha sufrido dolor crónico y otras complicaciones desde que recibió los dispositivos de malla transvaginal Align y Avaulta de la empresa durante una intervención quirúrgica realizada en 2009 para tratar la incontinencia urinaria de esfuerzo y el prolapso de órganos pélvicos.

El jurado del Tribunal Superior del condado de Bergen concedió a la demandante y a su marido 33 millones de dólares en daños compensatorios y otros 35 millones en daños punitivos tras determinar que los implantes Align y Avaulta estaban defectuosamente diseñados. Los miembros del jurado determinaron que C.R. Bard actuó con "intención maliciosa" o "negligencia deliberada y premeditada" cuando comercializó los productos en 2008. Este caso fue el primer pleito por mallas transvaginales en el que se vio implicada C.R. Bard que llegó a juicio en el Tribunal Superior de Nueva Jersey, donde la empresa se enfrenta actualmente a más de 150 demandas de responsabilidad por productos defectuosos en relación con sus implantes de mallas vaginales.

Previous Blog Posts:

PORTLAND OREGON

1050 SW 6th Ave #1100
Portland, OR 97204

LAGO OSWEGO OREGON

4230 Galewood St #200
Lake Oswego, OR 97035

BEND OREGON

750 NW Charbonneau St #201
Bend, OR 97701

VANCOUVER WASHINGTON

1220 Main St #400
Vancouver, WA 98660

Barra de accesibilidad

logotipo
Skip to toolbar